Monday, August 25, 2008

nuevo shampoo, nueva ciudad, nueva soledad

desde El Salto, Jalisco
en la oficina de seguridad industrial de una empresa de cajas de cartón y papel kraft
con el uniforme de mezclilla que me hace lucir como personal del "grease monkey"
heme aquí, cambiando de imagen para evitarme a futuro los comparativos con mi antecesora de departamento, la auxiliar de segurida Karla



si, ya estaba cansada de que dijeran que somos iguales cuando no es cierto, y claro que me disgustaba el comparativo, ya que no somos parecidas en absoluto, ni física, ni mental, ni moral, ni nada de lo que pudiera terminar en "mente" ¬¬

las ventajas de mi nuevo corte son:
* más de 4 personas en el departamento dijeron que me veía mejor =) (eso a cualquiera le levanta el ánimo)
* nadie me dice accidentalmente "Karla"
* hice que un contratista casi se cayera en una zanja por voltearme a ver (jaja, fue gracioso)
* me quita menos tiempo en la mañana
* me eleva el ánimo que más de la mitad de los bárbaros con los que trabajo me voltean a ver a diario como si fuera la nueva de la planta (wiii, me siento interesante)

bueno ya, eso fue muy trillado... me retiro

Wednesday, August 6, 2008

a veces me siento inútil 
otras, quiero saltar por la ventana
algunas cuántas quisiera cerrar los ojos y aislarme del planeta por un instante
la realidad es que mi nivel de consciencia a veces no me deja hacer ninguna de las cosas que pasan por mi cabeza ¬¬ (en ocasiones me choca y quisiera que se fuera por el drenaje; qué bueno que no se ha podido, por otro lado)

el estrés se está apoderando de mi en este momento
todo es incierto
hay dudas
hay histeria
hay miedo
hay rabia
hay coraje
hay ausencia
hay vacío

siento como si algo dentro de mi se estuviera adhiriendo a las paredes de mi estructura corporal y me dejara hueca por dentro, algo que estoy tratando de llenar desmesuradamente con pan y ya no tengo tan buena suerte como antes y estoy empezando a generar un bulto frontal indeseable que empieza a calar entre el pantalón y la camisa del trabajo

desearía poder platicar con cada uno de mis ausentes
desearía no tener que preocuparme por lo que no me ha dejado dormir desde ayer
quisiera poder dejar de morderme las uñas y los dedos
quisiera que me dieran un abrazo enorme, largo y silencioso

Sunday, August 3, 2008

tiempo transcurrido

El viernes me di cuenta de que se me ha ido entre la gente, el dinero, las frustraciones, las añoranzas... y me puse medio nostálgica por los días del ayer que sucedieron y que gratamente yacen en el baúl de mi memoria. Me sentí vacía, sola en ese gran departamento escuchando al gato arañar la puerta y al pato graznar antes de hacer mutis para quedarme en compañía del silencio que llenaba hasta el último rincón del lugar.

Ayer me acordé de mis 20: de cómo sentía que me podría comer al mundo de un bocado, estaba enamorada y creía que sería mi última relación sentimental seria, de estar a 3/4 de terminar la carrera universitaria, de hacer pinta para fugarme con mi novio al rincón de la ciudad que cerraba las puertas del mundo y abría las del amor... ayer sentí nuevamente que caminaba encima de algo parecido a la textura del algodón de azúcar, me temblaban las piernas en medio de esa soledad que nuevamente se hizo presente en el departamento después de darme cuenta que ya era otro día y que desde la universidad, no me desvelaba sin sentirme mal.

Me sentí como en mis 20: desvelada, confundida, sola, extraña, vacía, sonriente en medio de una batalla librada contra mi misma, saliéndome con la mía al sentirme dueña de mis movimientos y decisiones, y sin importarme demasiado que podría pasar con el desacuerdo ajeno.

Mi desnudez me llevó a ver que el tiempo transcurre causando estragos en la piel, dejando nuevas marcas de las guerras pasadas, mi somnolencia me llevó a pensar en esos años otra vez, en mis primeras fotos eróticas, en esos cumpleaños tan sabrosos que no eran los míos, en los últimos golpes que decidí recibir en mi espalda pensando en la muerte ajena... ayer saqué algo de mi antiguo yo para conversar con mi presente, reírme de algunas cosas, y ver que sigo en la misma postura respecto a otras.

Me vi reflejada en la plática del viernes con el comentario de "hay gente que deja huellas profundas en tu vida, mientras otras te dejan una zanja en el corazón ¬¬" y me dio gusto escucharlo, hablando de esas cosas tan fantásticas que te suceden a los 16, siendo "toda oídos" para ese sujeto que me recuerda a una parte de mi a los 20 a sus 20...

Brindis con vino tinto desde la terraza del edificio donde la semana pasada estaba en pijama, descalza y muy ebria extrañándolos sin razón aparente y mirando las pequeñas lucecitas de la ciudad