Tuesday, July 7, 2020

Wednesday, June 24, 2020

Crónica: Butterfly de L'arc en ciel [deluxe edition]

Aún cuando los ánimos de ciertas personas en general están algo decaídos debido a la situación de la "nueva normalidad" debido a la pandemia de COVID-19, a mi me ha traído muchas carcajadas y sonrisas este 2020. Para muestra siempre basta un botón.

Nada más y nada menos que ayer la paquetería llegó nuevamente a mi domicilio, pero, yo no la solicité. Pako me dijo en cuanto terminó su jornada frente a la computadora: oye, tu hermana te mandó algo, a lo mejor lo quieres abrir YA. Puso mucho énfasis en las palabras "abrir" y "YA", aparte de entregarme el cutter en el momento de decírmelo y por el tono de voz que usaba y la forma de levantar las cejas me hizo saber que fue cómplice de dicho envío; sin embargo, tenía que meterme a bañar con la bodoque para que ambas pudiéramos tener tiempo suficiente para que se nos secara el cabello antes de ir a dormir. "lo abro ahorita que salga de bañarme, por tu cara intuyo que necesito dedicarle tiempo". Su respuesta fue "yo no sé nada", y esa es siempre su respuesta cuando sabe que está involucrado en un asunto y no quiere soltar información de más.

Minutos más tarde, cuando por fin abrí la caja, vi un par de bolsas llenas de aire que forman parte del embalaje cuando se trata de artículos delicados, una hermosa bolsa color rojo y un sobre en el fondo de la caja. Como buena mexicana que no lee y no sabe seguir instrucciones tomé el sobre primero y leí la leyenda exterior que decía " mantén la sorpresa, abre después de ver tu regalo" (jaja, muy tarde); en el interior había una especie de ticket que decía que, efectivamente mi regalo tenía un mensaje especial. Decía "Hope u like it". Me sonó a la redacción de mi hermana. Hasta aquí todo bien normal.

Tomé la bolsa con detalles de diamantina roja a forma de motitas; abrí la tarjeta que tenía colgada y tenía escrita la misma leyenda "Hope u like it". Deshice el moño de listón satinado de la bolsita e inmediatamente reconocí un CD... y cuando lo saqué me quedé muda, fría y estuve a punto de galletar (en mi cabeza si galleté eufóricamente, como debe de ser), pero me quedé con la boca abierta de la impresión: tenía en mis manos el último CD grabado en estudio de L'arc en ciel: Butterfly deluxe edition, que incluye una copia física de P'unk is not dead (que es la recopilación de estudio de las canciones que la banda alter ego [P'unk en ciel] tocaba en sus presentaciones en vivo, interpretadas por ellos mismos en diferentes posiciones a las habituales en la banda; algunas fueron lanzadas como lados B de los sencillos).

Observé los cuatro lomos laterales. en un lado estaba el costado del CD (Butterfly); en el opuesto se veían ambas cajas en el interior del empaque master. Lomo superior: tracklist de ambos discos. Lomo inferior: la información técnica de la grabación (como los años de las canciones, la fecha de grabación, y lo más bonito que puede una apreciar (con suficiente conocimiento de causa) al conseguir un CD de L'arc en ciel: Ki/oon records.

Sentí que mi corazón se iba a salir por mis ojos de la impresión de tener un disco original en las manos.

Iris se asomó al cuarto a ver que estaba haciendo y me dijo: quiero ver. Me observa fijamente y me dice "no llores mamá". Creo que es complicado para un infante de 4 años entender que las lágrimas no son sólo para expresar tristeza o enojo.

Abrí con el mayor de los cuidados el plástico que envolvía la cajita de edición especial (en vez de destrozarlo como es mi costumbre), y saqué primero el ejemplar de P'unk en ciel. Un digipack con fondo amarillo, plastas negras y vivos en rosa chillón "mírame a huevo". La portada son los rostros de las versiones Punk de la banda. La contraportada son las sombras de la foto que yace al frente, pero con calaveras  en vez de sus rostros.


Saqué el librito con las canciones. La portada es una imagen que ubico bien porque es tal vez la más conocida del ensamble; la contraportada son sólo sus pies en una plasta negra con fondo amarillo.



La impresión interior de las solapas es un collage hecho con recortes de fotos de P'unk en ciel en sus diferentes presentaciones (cosa que amé porque a pesar de que Hyde siempre va a ser mi integrante favorito de la banda, me encanta ver a Ken en la batería, hay algo en su sonrisa que me fascina mientras toca); como buen disco japonés no hay traducciones de las letras.



Siempre me ha llamado mucho la atención de los booklets de los discos, por las imágenes o algunos textos, el diseño, el papel. Siento que tener un disco en físico en mis manos es de esas experiencias que encuentro sumamente placentera porque la experiencia nunca se va a igualar a las imágenes digitales.

Últimamente me he aficionado por saber más del aspecto técnico de una canción, como curiosidad, le eché una ojeada a lo que si puedo leer (o medio traducir si está en katakana) así que revisé aparte de quien escribió la letra, quien compuso la melodía, quienes colaboraron en producción, arreglos, ejecución de algún instrumento o programación... Vi algunas fotos que no recuerdo en mi galería virtual. Cosa más hermosa las fotos a pesar del toque de punk que quisieron darles con la impresión.



El animal print no podía faltan como buen elemento del punk (xD aunque yo sinceramente lo detesto bajo cualquier contexto) que está en la cara interior de las dos solapas que sostienen respectivamente el CD y el booklet. Amarillo leopardo. El disco viene acompañado de una impresión se las letras en coreano, con una breve reseña de las presentaciones de la banda desde 1991 hasta llegar a 2012 (tampoco entiendo coreano, pero pues como son datos que ya conozco puedo deducir que se trata de eso), fecha en la que fue editado dicho material. Una hojita blanca sencillamente doblada e insertada en medio del booklet. El CD viene coquetamente en una bolsita de plástico mate. Aún no lo saco; sólo lo observé y me gustó la impresión que tiene.

Regresé todas las piezas del conjunto a su sitio, y me dispuse a abrir con el mayor cuidado que pude el plástico que envolvía el Buttefly. Al final se rasgó de la esquina inferior izquierda (osh), aún así lo dejé a un lado. Revisé la imagen en la contraportada: las mariposas de muchos colores al margen inferior derecho y en el resto se ve al fondo el mar y el borde arenoso de una playa; si se voltea el CD hacia la portada, el camino de mariposas emerge del margen inferior izquierdo (es una continuación  de la imagen en contraportada) y se eleva hacia el centro con una chica que emerge entre el torbellino de las mismas, sosteniendo una mascada roja. La tipografía de "Butterfly" está centrada al margen inferior del booklet, en color plata, lo cual la hace resaltar entre tanto color.


Nuevamente, toda mi atención se fue hacia el booklet: mucho más sobrio que su contrario en cuanto al diseño interior; aparte de apreciar el hecho de que al fondo de las páginas blancas donde están las letras de las canciones, hay impresiones sumamente tenues de mariposas que parecen troqueladas, las fotos individuales de cada miembro de la banda, como siempre, no fueron reconocidas por mis pupilas y estaba más que encantada viéndolas. Otra hojita anexa con las letras en coreano descansaba en medio del booklet en japonés.

Le eché una breve ojeada a las letras mientras hojeaba el libro; me detuve como siempre en Mirai Sekai (mi canción favorita del disco). En otro post me dedicaré a analizar con calma el contenido de ambos discos. Suspiré y sonreí, mientras terminaba de echar un último vistazo a los créditos finales con los arreglos, producción, patrocinadores. De verdad siento que tengo una joyita en mis manos. 




Regresé todo a su sitio, y pues, me falta reproducirlo para placer de mis oídos (esta mañana olvidé por completo ponerlo en mi bolsa antes de salir de casa).

Le mandé un mensaje a mi hermana para agradecer hasta el infinito por dicho regalo (porque si le marcaba me iba a poner a chillar y ni iba a poder hablar, aunque de todos modos si lo hice mientras escribía).

Reitero: esta situación en medio de la pandemia me está trayendo cosas que nunca pensé ver en mis manos, y me deja enormes sonrisas.



Tuesday, June 23, 2020

Monday, June 22, 2020

*Masticando - Hombrecitos (de Jarabe de palo)

Ciertamente escuchar durante la semana anterior el último disco grabado en estudio de Jarabe de palo, me ha dejado un agridulce sabor en el corazón. Es una despedida, tierna, planeada, pensada, pero no por eso, menos dolorosa. Tiene también algún tinte jocoso de infidelidad y de conquista.

En esta breve nota me quiero enforcar en particular a la canción llamada "Hombrecitos" (pista 8 del disco), que no es más que una metáfora para referirse al cáncer que había aquejado años atrás al cantautor español, y que resurge nuevamente después de años de haber finalizado exitosamente la primer parte de su tratamiento con las quimioterapias.

La letra refleja una despedida dolorosa. La incertidumbre de no saber como comunicar a tus seres amados que ignoras el tiempo que te queda en este mundo y, al mismo tiempo, estar seguro de que por esa razón te vas a morir, debe ser un golpe muy duro. Supongo va enteramente dedicada a su hija.

Resume todo lo que él hizo antes de despedirse de este mundo, de exprimirle hasta la última gota y sacarle provecho. Sin arrepentimientos.

El ritmo de la canción es pegajoso, adorable podría decir... y al mismo tiempo, se clava en tu cabeza de una forma sorprendente con el coro más triste que he podido escuchar en mucho tiempo.

Dejo un fragmento de dicha pieza:

La otra noche salí
A bucear en los bares
Antros y extraños lugares
Hasta perder el control
Desesperado
Por lo que te iba a decir

Y los hombrecitos volvieron
Para al fin llevarme con ellos
Pero tenía que verte primero
Mirarte a la cara
Y despedirme para siempre
Y eso no se hace fácilmente

¿Cómo digo a mi reina
Que esos ojos tan hermosos
Nunca más me verán sonreír?
¿Cómo digo a mi reina
Que adiós, mi amor, "good bye"?